Edición
La Pulsión de Vida

La Pulsión de Vida

Anna Rierola

                   

Arts Santa Mònica

Espacio Balcón
Instalación de vídeo generativo realizado con imagen de microscopía confocal de células, ya que la célula es la unidad más pequeña con capacidad para autogenerarse

La Pulsión de Vida es una metáfora del inicio de la fábrica de la vida, un proceso que se hace desde dentro, se autogenera, regenera, expande y hace más de sí mismo. El inicio de este proceso marca la diferencia entre materia inerte y materia viva. La vida es autopoyética (del griego autos -sí mismo- y poiesis -creación-), tiene la propiedad de hacerse a sí misma realizando dinámicas de autoproducción y auto-mantenimiento. La observación de esta “bio-lógica” o patrón de organización, de una célula simple, parece ser el mismo al de una estructura social completa sugiriendo una unidad fundamental de vida. Estabilidad y cambio siempre coexisten; la vida teje y extiende una red estable que sustenta una estructura en continuo cambio. Como bien decía Lynn Margullis “La vida en la tierra se parece más a un verbo. Repara, conserva, crea y se sobrepasa a sí misma”.

Anna Rierola > Artista visual, trabaja en la intersección entre el arte y la ciencia. Sus obras se basan en imágenes científicas obtenidas de proyectos de investigación, que reutiliza y reinterpreta para proyectar una visión del mundo unificado, en red, interconectado e interdependiente.

Primera artista residente en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), de donde proceden las imágenes de La Pulsión de Vida y dónde empezó su reflexión en torno a la pregunta “¿Qué es la vida?”.

_

Colaboración: IRB Instituto de Investigación Biomédica. Barcelona